Yoga Nidra y más...
Agradecimientos

Agradecimientos

A todos los maestros que han recogido, explorado, auto-experimentado y transmitido estas técnicas ancestrales, de maestro a discípulo, de maestro a discípulo… haciéndolas llegar hasta nuestros días.

A mi querida Noemí Colomer, allá donde esté, que me vinculó a esta preciosa ciencia de la armonía que es el Yoga.

A Ramón Ribó que me dio el impulso para seguir profundizando en ella.

A Inés, mi hija y maestra, que no me dejó replanteármelo y, sin saberlo, me empujó para continuar.

A mis padres, y a todos los que les precedieron, por esta profunda, bellísima, a veces dura y única experiencia que es la vida.

Un agradecimiento especial a Jordi Isern Salvat, tándem de Yoga-Nidra durante algunos años, sin él probablemente el valioso recorrido con esta técnica no hubiese tenido lugar.

A Miriam Raventós Barangé, quien amablemente ha revisado este libro con mirada crítica y muy generosa; gracias por cada una de las comas, las reflexiones, las preguntas y sugerencias. Gracias por todas las enseñanzas recibidas.

A Angelika Walek que me descubrió, no sólo la belleza y el poder de los mantra, sino mi propia voz.

A Daphne Gelabert que me ha permitido ahondar en la profundidad de la meditación colaborando con ella en la formación de profesores de la IYTA (International Yoga Teacher’s Association).

A Paquita Bermejo que me enriqueció con tantas técnicas de relajación.

A todos los profesores y profesoras que tanto me han aportado. En especial a todos los que, durante 40 años, dedicaron esfuerzo, tiempo y cariño a la IYTA, y, en concreto, a quienes constituyeron el Comité Pedagógico durante mi formación como profesora de Yoga.

A Vicente Merlo que, con inmediatez absolutamente inusitada, ha leído las páginas de este libro y me ha encaminado con generosos consejos hacia su publicación.

A Ana y Agustín Pániker que han confiado en este trabajo para darlo a luz.

A cada uno de los alumnos y participantes de sesiones, talleres y clases con quienes he compartido, aprendido, avanzado, disfrutado y experimentado durante estos años.

A quienes han divulgado sus experiencias sobre esta práctica, sus efectos, beneficios, usos…

A quienes se atreven a innovar en sus campos respectivos apreciando los efectos de esta técnica utilizándola en pacientes, alumnos, niños, ancianos, consigo mismos…

A todos los investigadores científicos que osan caminar fuera de lo dogmático y adentrarse en el Ser.

A ti que lees estas páginas con curiosidad.

A todos los viajeros y exploradores del alma.

Al margen del libro, AGRADECER a mis HERMANAS, MJo la ayuda inestimable con esta web y Amalia todas las preciosas fotografías puestas a mi disposición. A Inés, la critica directa, constructiva y concreta, sin paliativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *